Descubriendo a la Mujer Cíclica

¡Bienvenida! agradecemos tu presencia aquí, significa que nuestro mensaje hizo sentido en ti y eso me alegra tanto, ya somos muchas las que estamos despertando de esta eterna siesta de desconocimiento y desconexión femenina. Es momento de despertar la consciencia juntas y comenzar a descubrir nuestra poderosa energía cíclica. Te advierto que es un camino desafiante y profundo de autoconocimiento y amor propio que te hará romper muchas estructuras impuestas, pero lo bello es que te permitirá construir una nueva versión de ti misma, a través de la conexión con tus propios procesos naturales. A continuación, te contaré mi visión y experiencia respecto a mi propio ciclo menstrual. Además, te entregaré mucha información extraída de grandes autoras expertas en el tema para que puedas conocer y descubrir a la mujer cíclica que habita en ti!

Desde que somos adolescentes (o incluso antes) se nos dijo que menstruar sería un momento incómodo y doloroso. Crecimos con la idea de que nuestro cuerpo y nuestra mente se enfermaría con la llegada de cada menstruación; sangre; dolor; suciedad; loca sensible. Tantos estereotipos que han revelado el nulo vínculo de la sociedad actual con un momento sagrado para la mujer. De hecho, el mercado te ofrece un sinfín de productos para minimizarla u ocultarla; tampones que no te permiten ver ni sentir tu sangre, pastillas anticonceptivas “que regulan tu ciclo”, pastillas para combatir los dolores, entre tantos otros productos sintéticos y sedantes que te venden bajo el eslogan de seguridad y comodidad femenina. No es fácil darse cuenta del daño que nos hacen, siempre lo comparo con los alimentos procesados para poder establecer una relación más cercana y entender que si es procesado no es sano.

Al pasar los años, y luego de experimentar cada uno de estos productos de “confort menstrual”, he descubierto que sólo han conseguido controlar y silenciar mi ciclo menstrual completo, nunca estuve conectada con mi esencia cíclica, de hecho, no sabía lo que significaba.  Ahora, estoy convencida de que el bienestar menstrual proviene del vínculo que podemos establecer con el cuerpo, el útero, la sangre, las plantas, los ciclos de la naturaleza, de la luna y las energías que fluyen en cada etapa del ciclo. Lo mejor de todo, es que cuando logras comprender e incorporar cada uno de estos vínculos en tu vida, logrando así conectar con las energías creativas de tu ciclo, la transformación es inmediata; te sentirás libre, poderosa y suficiente.

 

Lo primero, es aclarar que cuando hablo de ciclo menstrual, no sólo me refiero al momento de sangrado o a la menstruación, sino que al ciclo completo que incluye cuatro etapas: menstrual, preovulatoria, ovulatoria y premenstrual. La etapa más evidente es la de la menstruación, ya que la vemos, pero cada etapa cumple una función especial y genera distintas sensaciones corporales, mentales y espirituales. Es fundamental conocerlas para aprovechar sus energías de manera positiva y sanadora.

Cada mes experimentamos una danza hormonal y energética provocada por el aumento o disminución de los niveles de las hormonas sexuales: progesterona, estrógeno, hormona foliculoestimulante (FSH) y hormona luteinizante (LH). Esto genera fluctuaciones energéticas y cambios en nuestro cuerpo. Es importante estar atentas a estas transformaciones para ir comprendiendo cada una de las etapas del ciclo e incorporarlas en nuestra vida cotidiana.

Además de ponerle atención a las señales de nuestro cuerpo, hay que estar atentas a las fases de la luna y la naturaleza, creo que es lo que más me apasiona de este infinito descubrir. Te imaginabas que nuestro ciclo menstrual estaba en sincronía con las fases de la naturaleza y de la luna? Sí! somos parte de un perfecto sistema circular. Por ejemplo, la etapa menstrual se asocia con el invierno y la luna nueva; momento ideal para retirar nuestras energías al interior y reorganizar los nuevos propósitos. Es un paralelismo maravilloso que nos acercará más a la comprensión de nuestro vinculo sagrado con la naturaleza y la luna. Cuando logres comprenderlo desde la teoría se te hará mucho más natural sentirlo, mantén tu intuición siempre activa.

Otra herramienta muy útil dentro de este proceso de aprendizaje son los arquetipos. ¿Has escuchado de ellos? Estos son patrones o moldes de conducta que  conforman maneras específicas de ser, son símbolos o imágenes que están insertas en el inconsciente colectivo. (Puedes buscar a C.G. Jung para conocer más de los arquetipos universales).

En relación a ello, existen cuatro arquetipos de la mujer que representan las energías presentes en cada etapa del ciclo menstrual. Estos son: La Bruja (menstrual), La Doncella o La Virgen (preovulatoria), La Madre (ovulatoria) y La Hechicera (premenstrual). Conocerlos te ayudará a identificar cúal es tu energía predominante y cuál es la que tienes que trabajar para mantener la armonía y el equilibrio en tu día a día.

Para la creación de la nueva colección de té me inspiré en estos arquetipos femeninos. Quise darle un toque especial a los nombres de los blends, creando mis propias mujeres: Mujer Sabia representa al arquetipo de La Bruja para la etapa menstrual, Mujer Pasión representa al arquetipo de La Doncella para la etapa ovulatoria, Mujer Raíz representa al arquetipo de La Madre para la etapa ovulatoria y Mujer Alquimia representa al arquetipo de la Hechicera para la etapa premenstrual.

A continuación, haré un resumen de las etapas del ciclo menstrual – lunar, relacionándolos con los arquetipos y las energías que nos habitan en cada etapa. Información extraída de los libros Luna Roja de Miranda Gray y Manual Introductorio a la Ginecología Natural de Pabla Pérez San Martín.

  • Etapa menstrual: ocurre desde el día 1 del ciclo hasta que se acaba la sangre (la duración depende de cada mujer y de muchos factores). El sangrado ocurre por la no fertilización del ovocito que ha sido liberado por el ovario para ser fecundado. Cuando esto no ocurre, esa capa interna se desprende. Estos días se generan movimientos energéticos intensos desde el útero para desprenderse de su capa interior. Esto se siente en nuestro estado anímico y emocional de manera aguda. Esta fase se asocia con el arquetipo de La Bruja o Mujer Sabia, la luna nueva y el invierno. Momento ideal para la reflexión e introspección. Las energías son intuitivas y se dirigen al interior. En esta etapa el cuerpo tiene menos energía física y mental, sentimos la necesidad de tomar consciencia de nuestros procesos internos. Las emociones salen al exterior con facilidad y nos sentimos muy sensibles.
  • Etapa preovulatoria: etapa que ocurre desde que se termina la menstruación hasta la ovulación. En un ciclo de 28 días, se considera desde el día 6 hasta el día 12 del ciclo. El sistema comienza a segregar mucho estrógeno debido a la maduración del folículo dentro del ovario, que se prepara para salir. Esta fase se asocia con el arquetipo de La Doncella o Mujer Pasión, la luna creciente y la primavera. Momento para manifestar las ideas surgidas en la etapa anterior y llevarlas a la acción. Hay mucha energía física y mental disponible. Nos sentimos radiantes, seguras e independientes. Es una etapa ideal para emprender nuevos proyectos.
  • Etapa ovulatoria: desde el día 13 al 16 (ciclo de 28 días). La ovulación ocurre en un período de veinticuatro a cuarenta y ocho horas, que es el momento donde se libera el óvulo del ovario (suele ser el día 14). En el momento de la ovulación los niveles de estrógeno llegan a su punto máximo haciendo posible que el ovocito maduro salga del ovario para llegar a la trompa uterina. Luego si no es fecundado, muere en la trompa uterina. Durante esta etapa nuestra temperatura sube, tenemos mayor deseo sexual, nuestro pelo y piel suelen estar más brillantes. Esta etapa se asocia al arquetipo de la Madre o Mujer Raíz, la luna llena y el verano. Es el momento ideal para entregar amor, expresar tus sentimientos y reconocer el vínculo que tienes con la tierra. Como la Madre Tierra somos abundantes y acogedoras, nos recargamos de energías expresivas, nos sentimos bellas y llenas de energías creativas para parir.
  • Etapa premenstrual: del día 17 al primero de la menstruación. En esta etapa la pared interna del útero, el endometrio, se había desarrollado para recibir al óvulo fecundado y durante este período se espesa y llena de nutrientes. Cuando no es producida la fecundación, el organismo deja de producir estrógenos y progesterona. Al no recibir estímulo hormonal, el endometrio se desprende, ocurriendo posteriormente la menstruación. Esta etapa se asocia al arquetipo de la Hechicera o de la Mujer Alquimia, la luna menguante y al otoño. Es el momento ideal para la creatividad y el pensamiento intuitivo, enfocarse en ello te puede ayudar a sobrellevar mejor los cambios anímicos que se producen en esta fase. Tomas más consciencia de tu naturaleza interior y te acercas a tu lado más espiritual y místico. Canaliza tus energías para darle un uso creativo y no destructivo. Nos preparamos para descender al mundo interior y finalizar el ciclo.

Es importante destacar que cada mujer es un ser único y especial, todas vivimos nuestro ciclo menstrual de distintas formas y cada uno es válido. Toda la información entregada es una referencia para que puedas visualizar una nueva realidad y te sirva como herramienta para comenzar a conectar con tus propias energías cíclicas.  La idea es que aprendas a no reprimirlas y puedas disfrutarlas! El mensaje que te quiero entregar es que vivas el proceso en armonía y equilibrio, respetando tu cuerpo y al entorno. Tomar consciencia del sistema circular en que vivimos (y que somos parte de él), te será muy útil para activar tus energías creativas y aprovechar de la mejor manera tu ciclo menstrual. Por ejemplo, a mi me ayuda mucho entender las energías por las que transito para así programar el trabajo, las actividades sociales, deportivas, de descanso y las creativas. De esta manera potencio al máximo mis habilidades y disfruto mucho más el proceso.

Por último, no olvides a nuestras compañeras las maravillosas plantas medicinales. Cuando tomas consciencia de tu esencia cíclica y tu vínculo intrínseco con la naturaleza comprenderás que las plantas son una herramienta poderosa de sanación! Es por ello que hemos creado una nueva línea de té y plantas medicinales para acompañarte en este hermoso camino de autoconocimiento y amor propio: Infusiones Lunares para la Mujer Cíclica. 

Espero te sirva mucho esta información y comiences a conocer y descubrir la mujer cíclica que habita dentro de ti!

“Cada mujer que se sana a sí misma contribuye a sanar a todas las mujeres que la precedieron y a todas aquellas que vendrán despúes de ella”. 

Dra. Christiane Northrup

En la siguiente nota de blog profundizaré acerca del vínculo que tiene nuestro ciclo menstrual con las fases lunares, cómo influye en nuestras energías y cómo podemos aprovecharlas de la mejor forma.

Recursos:

  • Manual Introductorio a la Ginecología Natural por Pabla Pérez San Martín
  • Luna Roja por Miranda Gray

Ambas autoras guiaron mi aprendizaje, agradecer cada palabra. Sus libros me inspiraron a crear la nueva colección de té.

Ilustraciones: Camiloca___

Fotografías: Yamila Nieves 

El día domingo 4 de octubre estarán disponibles las nuevas Infusiones Lunares para la Mujer Cíclica! Te invitamos a visitar nuestra Tienda de Té  y registrarte para recibir descuentos e información exclusiva. Abrazos! 

5 3 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
2 Comments
Antiguos
Nuevos Más Votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

[…] autoexplorarnos y tener las ganas de empoderarnos de nuestro cuerpo y nuestro ciclo. Puedes leer “Descubriendo a la Mujer Cíclica” en la nota de blog anterior para más detalles. Ahora estamos listas para seguir avanzando en este […]

[…] avanzando en esta hermosa ciclicidad. Antes, te sugiero leer las dos notas anteriores: primero Descubriendo a la Mujer Cíclica y luego Tisana para la Mujer Sabia, esta última es una nota dedicada a la fase menstrual del ciclo […]